Egresados que dejan huella

Mtro. Edgar Eduardo Franco León
Egresado de la Licenciatura en Comercio Internacional y Aduanas,
en Campus Ensenada

Actualmente labora como uno de nuestros docentes en la carrera de Comercio Internacional y Aduanas, tras 18 años de trayectoria en el ámbito portuario.

Egresados que dejan huella

Mtro. Edgar Eduardo Franco León

El maestro Edgar Eduardo Franco León es parte de nuestra familia de egresados que dejan huella, como integrante de la Generación 2004-2007 de la Licenciatura en Comercio Internacional. Actualmente labora como uno de nuestros docentes en la carrera de Comercio Internacional y Aduanas, tras 18 años de trayectoria en el ámbito portuario.

En entrevista para La huella del coyote nos platicó que decidió estudiar en Universidad Xochicalco porque la opción del campo laboral que esta profesión ofrece le pareció sumamente interesante, además de que la institución estaba muy cerca de su hogar.

“Lo que más me gustó de estudiar en Universidad Xochicalco fue la gente, convivir, y crecer con ellos conforme pasé el tiempo dentro de la institución, porque aprendí mucho de mi grupo y también de la gente que me rodeaba en el campus; es decir, el aprendizaje no vino únicamente de los docentes”, puntualizó.

Edgar Franco considera que sus mayores logros como profesionista en el ámbito de comercio exterior han sido realizar las operaciones de manera exitosa, pero no sólo en cuestión de la acción, sino de saber exactamente qué y cómo hacer para aminorar costos y así lograr un beneficio para las empresas importadoras y exportadoras con las que trabajó.

“En el ámbito de la docencia también he tenido logros y satisfacciones, me ha encantado y disfruto dejar un granito de arena a las siguientes generaciones, es un privilegio compartir lo que he trabajado en tantos años, ahora que concluí ese ciclo de mi vida laboral en 2019”, explicó.

A parte de ser licenciado en Comercio Internacional Edgar Franco cuenta con la Maestría en Educación por el Centro Universitario de Tijuana (CUT), y el área de su carrera que disfruta más es la interacción con las personas; pero realmente en este momento lo que más le apasiona es la docencia, algo que jamás pensó hacer.

“Las personas vamos evolucionando cada vez más, nos reinventamos en cada acontecimiento que nos pasa. Mis metas a corto plazo son seguir disfrutando cada momento en estos tiempos tan complicados; a mediano continuar con mi proyecto de negocio personal y seguir aportando a las nuevas generaciones un poco de lo que he aprendido; y a largo plazo lograr que el negocio personal funcione de manera correcta. Podría mencionar muchas cosas, pero algunas me las reservo para mí, como dicen ‘si mencionas las cosas se te pueden salar’”, indicó.

El maestro Franco se describe a sí mismo como honesto, leal, y creativo, y en 10 años se visualiza como una persona feliz, disfrutando este viaje llamado vida.

En sus ratos libres gusta de salir a caminar muy temprano, sin embargo ahora por cuestiones de inseguridad le resulta complicado, por lo que pasa sus ratos libres con su familia, y de vez en cuando jugando videojuegos.

“Mi recomendación para los estudiantes de la Escuela de Comercio Internacional y Aduanas es que durante el día o cuando lo vean necesario tomen un tiempo para pensar y aclarar ideas, para soltar cosas que no podemos arreglar en ese momento, planear y disfrutar el proceso de aprendizaje, eliminar la frase ‘tengo que’ de su mente ya que convierte todo en una obligación, y hay que transformarla en un ‘quiero hacerlo’”, señaló.

“Y finalmente como mensaje para mi alma máter les doy infinitamente las gracias por ayudarme a crecer personalmente y profesionalmente”, concluyó.